Características cilindros de aluminio

Utilizando la última tecnología en aleaciones, elementos de guía, recubrimientos de gran resistencia y el diseño más avanzado; la línea de componentes de aluminio de GCHydraulic incrementa las aplicaciones de los cilindros. Estos productos presentan la resistencia del acero, con el liviano peso, facilidad de transporte y posicionamiento que otorga el aluminio.

  • Cilindros un 40% más ligeros en relación con sus equivalentes de acero. Son especialmente adecuados para su uso en aplicaciones donde la ligereza y facilidad de manejo resultan primordiales.
  • Fabricados en aleaciones de aluminio aeronáutico para una máxima resistencia y un menor peso.
  • El diseño de las guías confiere una resistencia a cargas laterales hasta un máximo del 10% de su carga nominal para una mayor vida útil.
  • Los elementos críticos están recubiertos de una capa de anodizado duro que les confiere una resistencia al desgaste y la corrosión muy elevada.
  • La mayoría de los cilindros llevan asa de transporte.
  • Cuentan con una placa base y silleta superior de acero tratado que los protege contra superficies abrasivas y daños causados por cargas.

Aluminio vs Acero

Los cilindros de aluminio ofrecen una alternativa al acero de mayor ligereza y manejabilidad. También tienen algunas limitaciones únicas debido a las propiedades del material respecto al acero, debido a que tienen una menor vida de fatiga finita.

Esto implica que los cilindros de aluminio no deben usarse en aplicaciones de alto número de ciclos.

Los cilindros de aluminio de GCHydraulic están diseñados para soportar hasta 5000 ciclos a su máxima presión de trabajo, lo que origina que sean indicados para aplicaciones de elevaciones simples en las que no se requieran ciclos de trabajo superiores a los anteriormente mencionados.
¿Quieres que te llamemos?
Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas
Ir arriba